noviembre 30, 2022

Sptcomo

Transporte

N3.8T. El innovador avión sin piloto

3 minutos de lectura

Los drones surgieron para suplir los requerimientos militares, sin embargo, han demostrado ser una herramienta eficaz para muchos otros ambientes.

De hecho, es fácil encontrar quienes utilicen estos objetos voladores, desde actividades como reconocimiento en lugares de tragedias y ubicar sobrevivientes, hasta tomar fotografías en eventos de moda, incluyendo el envío de cargas.

Este último ha logrado grandes avances, y es por eso que hoy hablaremos del N3.8T, el Dron Natilus que le ha dado una nueva perspectiva al sector de envío de cargas.

Importancia de los drones en el envío de cargas

Un dron es un vehículo ligero no tripulado, el cual se caracteriza por tener la capacidad de mantener su nivel de vuelo controlado y sostenido, de manera autónoma. Aunque al inicio esta herramienta estaba destinada a ser empleada en funciones militares, se ha convertido en una pieza fundamental para muchos otros sectores.

La tecnología avanza en muchas áreas, por ejemplo en la seguridad, el cerrajero debe mantenerse en constante formación para el dominio de los nuevos dispositivos. Por la misma razón, con regularidad surgen drones mejorados, sin embargo, entre sus beneficios, por lo menos en el área del envío de cargas, se pueden destacar los siguientes.

  • Bajo coste. Estos permiten realizar muchos repartos diarios de una manera sencilla y más económica, debido al hecho de ser autónomos.
  • Espacios aéreos menos congestionados. Debido a sus características, el dron tiene la capacidad de realizar las entregas en menor tiempo, logrando así completar un mayor número de pedidos.
  • Acceden a cualquier espacio. Por sus dimensiones y tecnología, los drones pueden llegar a zonas de difícil acceso, ayudando a proveer de productos estas áreas.
  • Reducen las emisiones de CO2. Al utilizar drones, se reduce el uso de transporte terrestre, por ende, también la contaminación.

Que hace al N3.8T tan especial

A pesar de todos los beneficios que aporta el uso de drones en el sector de envío de cargas, algunos modelos presentan algunas deficiencias, sin embargo, empresas como Natilus se han encargado de mantener el optimismo en ésta área, desarrollando el modelo N3.8T, el pionero de una serie de aviones de carga para la próxima generación.

Este dron ha sido diseñado con el claro objetivo de disminuir de manera considerable el coste de operación, aparte del más bajo impacto ambiental, en comparación con otros aviones.

Va a permitir trasladar más del 60% del volumen de carga que aviones tradicionales con características físicas similares. Es decir, su capacidad de carga en el modo autónomo se estima en 3.855 Kg con un alcance de 1.667 Km.

Por otra parte, cuenta con dos modalidades de vuelo, la que es autónoma que emplea el uso de inteligencia artificial y la que requiere que un operador realice el vuelo a distancia, esto con la finalidad de adaptarse a las exigencias de cada país.

El dron ha aprobado de manera exitosa el túnel de viento en el 2021, las expectativas es que ya esté disponible para el 2025.

Aunque los planes de Natilus es crear una aeronave no pilotada, con una autonomía de 8.200 Km y una capacidad de 10 toneladas, pero el N3.8T es, sin dudas, un gran paso hacia su objetivo.