mayo 25, 2022

Sptcomo

Transporte

Pros y contras de los vehículos de hidrógeno

3 minutos de lectura

El coche de hidrógeno es un vehículo considerado de cero emisiones, estos funcionan mediante una pila de combustible en la que el hidrógeno se oxida para producir la electricidad que es lo que logra que el vehículo ande, este proceso se libera a través de un vapor de agua. 

Sin embargo, todo dependerá del modelo, hay algunos vehículos de hidrógenos que disponen de uno o más motores eléctricos y estos se encargaran de la movilidad del coche, a él se unirán tanto la batería como la pila de combustible.

Ventajas de un vehiculo de hidrogeno 

No emite sustancias contaminantes: como se ha explicado anteriormente, los autos de hidrógeno solo liberan vapor de agua, este tipo de vehículos funcionan de forma similar, el hecho de no emitir sustancias nocivas para la salud contribuirás al cuidado efectivo del medio ambiente y disminuir los altos niveles de contaminación causados por el transporte convencional. 

Pocos minutos para repostar: para recargar este tipo de vehículos solo tardarás entre 3 o 5 minutos, es un tiempo similar que demanda uno de gasolina o de diesel, en este caso resultan más ventajosos que los vehículos eléctricos, ya que estos necesitan mínimo 30 minutos para repostar. 

El mantenimiento del motor es mínimo: si se compara con otros vehículos de motores de combustión, los vehículos de hidrógeno no requieren de mantenimientos costosos, además estos procesos son mucho más complejos, el hidrógeno es limpio tanto al fabricarse como al momento de usarlo, por ello se ha convertido en una opción real y amigable con el medio ambiente. 

Silenciosos e independientes: los autos de hidrógeno son silenciosos y producen cero contaminación, pero la autonomía también es un punto importante, mientras que estos últimos ofrecen una media de 300 km con una sola carga, los de hidrógeno pueden alcanzar más que el doble. 

Preparados para temperaturas extremas: a diferencia de los autos eléctricos, los de hidrógeno son independientes y pueden soportar temperaturas extremas, son muy pocos los cambios. 

Desventajas del vehiculo de hidrogeno 

El precio de compra es elevado: las empresas que fabrican vehículos de hidrógeno se esfuerzan por que su precio baje, sin embargo sigue siendo más costosos que los vehículos eléctricos, es evidente que esto dependerá de cada fabricante y de cada modelo, a pesar de ello muchos afirman que en pocos años estos vehículos serán más asequibles. 

Hay pocas hidrogeneras para repostar: hasta ahora son muy pocas las estaciones para repostar hidrógenos, en algunos países hay cantidades considerables de este tipo de estaciones, sin embargo son necesarias más para las próximas décadas. 

El maletero es pequeño: puede parecer un poco contradictorio, pero aunque son coches de gran tamaño, el espacio que necesita para los componentes del vehículo hace que la atleta sea un poco más pequeña. 

El hidrógeno es volátil e inflamable: aunque los fabricantes diseñan y construyen tanques de acumulación de hidrógeno para que sean resistentes, además agregan diferentes sistemas de seguridad para detectar cualquier fuga, pero este puede ser un contra por el que muchas personas dudan en invertir en ellos. 

Finalmente, son vehículos con un gran crecimiento debido a que no emiten sustancias nocivas para el medio ambiente, además que suelen ser más económicos que los vehículos eléctricos, asimismo, son autos muy seguros, porque disponen de dispositivos de seguridad efectivos y en los que los cerrajeros profesionales pueden tener un mayor control y solucionar en caso de imprevistos. 

Más historias