noviembre 29, 2021

Sptcomo

Transporte

Turismo en Roma utilizando el metro

3 minutos de lectura

Si después de superar la pandemia quieres recuperar el tiempo haciendo un poco de turismo, una excelente alternativa es Roma, ya que es considerada una de las ciudades más hermosas de Europa, sin mencionar que concentra una gran cantidad de monumentos históricos y arquitectónicos.

Además que te ofrece una gran ventaja, puedes recorrer todos los sitios de interés turístico utilizando un medio de transporte muy asequible y organizado, como es el metro.

Conociendo el metro de Roma

El metro de Roma fue inaugurado en el año 1955, cuenta con una extensión de 60 Km, y está compuesto por tan solo 3 líneas, vale destacar que su crecimiento ha sido lento, porque cada vez que realizan nuevo túneles, se descubren restos arqueológicos.

Funciona de domingo a jueves en un horario entre las 5:30 hasta las 23:30, los días viernes y sábado desde las 5:30 hasta la 1:30 en condiciones normales, pero durante la pandemia todos los día cierra a las 23:30.

Todas las paradas del metro son fácilmente identificables, ya que tienen una señal en fondo rojo con una M mayúscula en color blanco. Puedes adquirir el boleto en diversos establecimientos cercanos a las paradas, o a través de la máquina dispensadora en la estación.

Recuerda que así como cumples las normas que el cerrajero Sant cugat te indica para utilizar un nuevo dispositivo de seguridad, también debes cumplir las normas de cualquier servicio que vayas a utilizar, en el caso del Metro de Roma, debes validar el billete antes de entrar a la plataforma, en caso de no hacerlo, podrías recibir una multa.

Las líneas del metro

Como fue mencionado anteriormente, el metro está compuesto por 3 líneas, A, B y C, vale mencionar que la línea B cuenta con una bifurcación, por lo que es necesario estar atentos con el destino.

Línea A

Esta es la línea más utilizada, tanto por turistas como por locales, está conformada por 27 estaciones, las estaciones terminales son Anagnina y Battistini.

En esta línea puedes bajar en la estación Cipro – Musei Vaticani, y podrás visitar los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina. Cerca de la estación Ottaviano – San Pietro, podrás llegar en pocos minutos a la Plaza San Pedro y la Basílica de San Pedro.

En la estación Spagna puedes visitar la Plaza de España y Villa Borghese. La estación Barberini – Fontana di Trevi se encuentra a tan solo algunos minutos de la Fontana de Trevi y la Plaza Navona y al Panteón.

Línea B

Está compuesta por 25 estaciones, las estaciones terminales son Laurentina y al llegar a la estación Bologna se dividen las rutas, y las estaciones terminales son Rebibbia y Conca d’Oro. En esta línea, al bajar en la estación Colosseo, podrás conocer el Coliseo y el Foro Romano.

Línea C

Está compuesta por 22 estaciones, sus estaciones terminales son Monte Compatri – Pantano y San Giovanni.

En la actualidad es la línea que ofrece menos opciones de valor turístico, sin embargo, parte de la línea está en construcción, y una vez que esté operativa lograrás cruzar el centro histórico de la ciudad.